desigualdad / feminismo / futbol / motivacion

Por más mundiales con cara de mujer

El mundial de fútbol no es simple entretenimiento, es un evento que genera una enorme expectación, conexión, rivalidad y evidencia la humanidad, en sus pérdidas y ganancias. La emoción empieza a surgir rellenar el álbum de Panini, el intercambiarlo con los amigos, el levantarse temprano para no perder ningún juego, cantar goles a todo pulmón, los rezos angustiosos antes de los penaltis, el compartir celebración, abrazos con la familia hasta con completos desconocidos. Lagrimas de dolor o de felicidad. Todo un caudal de emociones, angustias, taquicardia para un fanático que se repite cada 4 años. Es difícil ignorar cuando el mundial se está llevando a cabo. En cada rincón hay una cara del jugador del momento, los carros ondean las banderas de su selección, en cada televisor pasan el partido, las personas llevan orgullosamente la camisa de la selección. El fútbol paraliza ciudades, programas exclusivos para hablar de técnicas y probabilidades. Videojuegos, revistas, cantos de hinchas. Peleas y reconciliaciones.

Si solo te vino a la mente el fútbol masculino, no es tu culpa. El Mundial de Fútbol Femenino es relativamente joven, su primera edición fue en 1991,  sólo se han disputado 8 ediciones, siendo Estados Unidos la máxima campeona con dos trofeos (1999, 2003) . A comparación del fútbol masculino, en la cual su primera edición fue en el año 1930, suspendidas en dos ocasiones (1942, 1946) debido a la guerra, y cuenta con un total 21 ediciones, la máxima triunfadora es Brasil (1958, 1962, 1970, 1994, 2002).

Soy mujer y me gusta el futbol. Cada vez que hablo de técnicas, pases, posiciones, el hecho de que sé qué es un off-side, que disfrute de los programas de los comentarios futbolísticos, hace que suba las cejas de algunas personas. Toda la vida he tenido que oír comentarios de hombres y mujeres diciendo que el fútbol es ‘un deporte muy masculino’, ‘muy marimacho’, ‘porque eres mujer no debes opinar, porque no sabes nada’. Desacreditando mi pasión y conocimiento solo por mi género. Yo como simple fanatica, es imposible imaginar los comentarios que tiene que recibir las jugadoras discriminatorias diariamente. Lo que hace que debemos trabajar el doble en talento, en conocimiento para probar el punto. El punto que tenemos derecho a gustar lo que nos gusta y tener una perspectiva de lo que nos gusta, sin justificar, en fin, ser tratado como un ser humano.

El mundo debe cambiar la forma en que percibe el Fútbol Femenino. Esto no es una competencia, no quiero demostrar o evidenciar quién tiene mejor o peor habilidad. Es demostrar que el talento, la pasión, no tiene género, así como no tiene nacionalidad, ni altura, ni lengua, ni raza. Debemos prestar más atención al juego, al talento, a las técnicas, en vez de las diferencias.

Por un mundo en donde escuchemos en nombre de Marta igual de veces que la de Ronaldinho. Por un mundo en donde a tanto a los hombres y a las mujeres se les pague igualitariamente por sus esfuerzos. Por un mundo en donde no dudemos el talento de una persona por el género, o la vestimenta. Por un mundo en donde las niñas puedan soñar en convertirse en las mejores jugadores de fútbol, igual que los niños. Por un mundo con más directoras técnica femeninas, más jugadores de fútbol femenino. Por un mundo en donde podamos llenar más álbumes de Panini con cara de mujer.

PERO, SOMOS TAN DIFERENTES?

Precisamente el fútbol no es un deporte que esté marcado por enormes diferencias de rendimiento entre ambos sexos. Comprobado científicamente. Paul Bradley, científico deportivo de la Universidad John Moore de Liverpool, ha realizado varios estudios sobre futbolistas. En 2013, publicó un artículo que compara estadísticas de partidos entre hombres y mujeres que participan en sus respectivas versiones de la Liga de Campeones UEFA. Bradley y su equipo encontraron diferencias significativas en las fases de esfuerzo de alta intensidad en ese deporte, especialmente en términos de distancia media recorrida, donde los hombres superaban de un 5 a 30% a las mujeres.

Pero el estudio también reveló que había mujeres con un rendimiento que superaba al de los hombres. Bradley cree que, en general, la forma de jugar de las mujeres se está poniendo a la par que la de los hombres. «Dado el enorme cambio en la naturaleza profesional de la liga femenina en los últimos años. Especialmente dados los avances en ciencia del deporte, fuerza, nutrición y entrenamiento».

La estatura, musculatura, o ritmo no son indicadores de talento, jugadores bajos como Messi, con poca musculatura como Neymar han desafiado las probabilidades. Evidenciando que el físico no es una excusa para discriminar el talento. Marta, la jugadora brasileña que ha competido en seis mundiales. , dijo que no rechazaría una invitación para unirse al equipo masculino. «He jugado muchas veces con hombres y algunos de ellos eran bastante más fuertes y más altos que yo. Sé que pueden intimidarme físicamente en el campo, pero eso lo compensaría con mi cerebro».

Marta en un partido benéfico en el 2014, jugando a la par con Zidane y Ronaldo

Siendo así que la máxima goleadora en el mundial femenino es la jugadora Marta Vieira (Brasil) con 17 tantos, en contraposición del máximo goleador Miroslav Klose (Alemania) que cuenta con 16 tantos.

La mejor presentación del Equipo Femenino de Venezuela en una Copa América es el tercer lugar (1991), mientras la mejor presentación del Equipo Masculino de Venezuela en una Copa América es la del cuarto lugar (2011). Y la jugadora venezolana Deyna Castellanos fue nominada como THE BEST FIFA en el 2017.

CURIOSIDADES

La selección femenina de Brasil nunca ha ganado el campeonato, quedando de subcampeonas en el 2007, perdiendo 2 a 0 contra Alemania.

La mejor delantera del mundo, la noruega Ada Hegerberg, no estará presente dado a que renunció a la selección de su país debido a una disputa con la Asociación de Fútbol de Noruega (NFF). A partir de esa disputa, la NFF se convirtió en la primera asociación en el mundo en pagar a los equipos de fútbol de mujeres y hombres por igual.

La jugadora más veterana es la brasileña Formiga, con 41 años y 96 días.

El equipo de Estados Unidos, introdujo una demanda a la Federación de Fútbol Americana en marzo por la discriminación salarial , incluyendo una desigualdad de pago en comparación de su contraparte masculina.

En 1902, la Federación Inglesa de fútbol prohibió el fútbol de mujeres y jugar contra equipos femeninos. En 1921, le negó a los clubes prestar sus estadios para disputar encuentros públicos para futbolistas femeninas, la cual duró hasta 1971.

ES CUESTIÓN DE UNIFORMES

El presidente de la Federación de Fútbol (FIFA) Joseph Blatter en el 2004 sugirió que las jugadores deberían ‘utilizar pantalones cortos más ceñidos y camisas sin mangas… para crear una estética más femenina’ con el fin de ‘atraer a más hombres como espectadores’. Como si el único propósito de las vestimentas del jugadores masculino sea la de atraer la atención femenina.

La única forma de atraer atención es con talento y medios, los equipos masculinos lo han hecho por años. No se atrae por la apariencia cuando de fútbol se trata.

Además el uniforme es un símbolo, un instrumento de trabajo. Es un símbolo de unión, conexión, apoyo al seleccionado. Nike y Adidas han invertido millones en hacer mejores uniformes, mas comodos, mas ligeros, con mejor absorción del sudor, su fin es perfeccionar la comodidad y estilo del jugador, no hacerlos más atractivos.

Pero no fue hasta este mismo año, donde por primera vez, Nike reveló los nuevos uniformes para 14 de los 24 equipos de la competencia, donde fueron especialmente elaboradas para los equipos femeninos, luego de una investigación que tomó 3 años en realizarse, cabe destacar que Nike empezó a trabajar con el Mundial de Fútbol Femenino en 1995. Mientras que Adidas lanzó nuevos diseños para cuatro equipos femeninos el Día Internacional de la Mujer.   

Anteriormente las jugadoras de fútbol se les asignaban kits de camisetas basadas en las de los jugadores masculinos. Los diseños eran los mismo que la del equipo masculino, y dimensiones iguales. La cual las jugadores tenían que modificar para hacerlas más cómodas y ajustadas para ellas. Además, las jugadoras tuvieron que alzar la voz al respecto para que las cosas empezaran a cambiar. Hace tres años manifesto Cassie Looker, gerente principal de indumentaria para equipos globales de fútbol ‘Queremos tener nuestro propio diseño.’ Su propio diseño se refiere al ajuste de la talla y al diseño de los uniformes.

“Estamos destinando más recursos a las mujeres”, dijo Amy Montagne, vicepresidenta de categorías globales en Nike, el director ejecutivo Mark Parker dijo: “Creemos que este verano puede ser un momento decisivo para el crecimiento del futbol femenil”.

Mientras que los jugadores de fútbol masculino prefieren un ajuste más entallado —“Los hace sentir más poderosos, como superhéroes”, mencionó Looker que a las mujeres les interesa más la comodidad y “verse profesionales”. Esto requirió que se prestará especial atención al largo de las mangas (las atletas no querían exponer demasiado la parte superior de su brazo) y el cuello, que terminó siendo una combinación de un cuello en V y uno redondo, con suficiente espacio para ponerse la camiseta sin arruinar la cola de caballo. “No quieren ni una sola distracción”, afirmó Looker.

DIFERENCIA ECONÓMICA

La FIFA repartirá en esta edición de Mundial De Fútbol Femenino unos  50 millones de dólares. El equipo campeón en Francia 2019 recibirá 4 millones de dólares, el subcampeón se llevará 2.6 millones, el tercer lugar un premio de 2 millones, el cuarto lugar 1.6 millones. Los equipos que lleguen a cuartos de finales se les dará un premio de 1.45 millones. Aunque es un incremento significativo con respecto a los 15 millones de dólares que repartieron en la edición pasada, en comparación a lo entregado en el Mundial de Fútbol Masculino del 2018, es mínimo. A los ganadores de Mundial Masculino se les fue entregado 38 millones de dólares, siendo 9 veces más que lo que recibirá el campeón de esta edición.

NO CAMBIES EL SUEÑO, CAMBIA AL MUNDO

Satma Samoura, la secretaria general de la FIFA, abrió la primera convención de Fútbol Femenino durante el congreso de la FIFA que se inauguró el 5 de junio en París, donde hizo una encendida defensa de la presencia de las mujeres en el fútbol, dentro de su lucha para conseguir su plena representación en todos los espacios de la vida. Recordó que aunque las mujeres son la mitad de la población, tienen hijos, trabajan o estudian, «sus voces no se escuchan siempre«. Pidió esfuerzos para una mayor integración de las mujeres en el fútbol y para convertirlo en «un deporte para todo el mundo» y con mayor diversidad. «Contamos con los hombres (…) porque sin ustedes el cambio no se puede producir».

https://youtu.be/hOVkEHADCg4

Se necesita cambiar muchas mentes todavía , se necesita la correcta inversión económica, se necesita más atención de los medios, apoyo de marcas. Que llevará mucho tiempo, pero el sueño se está dando. Porque el talento no tiene género.

Si quieres saber más, seguir los partidos, resultados y estadísticas, puedes ver los partidos en vivo por la página web.


Comentarios

Estrella
junio 20, 2019 a las 3:23 am

Excelente escrito y muy motivador .



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *