adolescente / amor propio / Articulos personales / consejos / Vida

Consejos para las niñas que comienzan bachillerato o cualquier cosa (aplicable para el resto de su vida)

Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años…
y sé que me estoy muriendo.

Jorge Luis borges

Hace días estaba pensando en todo el tiempo, energía y sufrimiento que me hubiese ahorrado si me hubiesen advertido antes de empezar. Si alguien me hubiese mostrado las cosas claras antes de empezar el bachillerato. Los únicos consejos que recibí fueron los básicos: ‘Estudia mucho para que seas exitosa’ ‘si te ofrecen drogas, diles que no’ ‘sé una buena amiga’. Y no es porque estuvieran mal, pero en el momento de enfrentar problemas reales, simplemente no me sirvieron de nada, e increíblemente nadie me ofreció drogas en esos años. 

La verdad es que el bachillerato  es un momento extraño de la vida. Contrario a la creencia popular, no es un «mundo real en miniatura» o «una práctica del mundo real». Es un infierno con muchos imbéciles. Si tu mejor época fué esta, felicidades, pero por favor no te quedes estancado. Si no lo fué, tranquila, se pone mucho mejor.

Pero es una época es que aprendes mucho sobre cómo funciona el mundo real (incluso si no se parece en nada al mundo real). Aprendes las lecciones básicas de la vida, y no me refiero a matemática o educación sexual, aprendes lo que es ser traicionada, mentida, confundida y lo que es sentirte completamente perdida. Aprendes que no puedes confiar en todos y las personas que dicen que son tus amigos pueden ser los primeros en apuñalarte por la espalda. 

Así que hice una lista de los consejos que me hubiese dado a mi misma si pudiese tener 13 años de nuevo, lo cual es aplicable por cada vez que empiece algo nuevo. Ya sea un nuevo año de la universidad, un nuevo trabajo, mudarse a una nueva ciudad. Porque cada vez que empezamos un proyecto nuevo, somos como pequeños niños llenos de esperanza, magia e inocencia, pero debemos estar preparados a los obstáculos, retrocesos y golpes de realidad que nos da la vida. Ya que al estar preparado, aun así sea una leve idea, nos puede ahorrar angustias innecesarias. Los comparto contigo:

1. Confía en tu intuición

Cuando algo parece mal, confía en tu intuición. No debes esperar por una razón que valide estos sentimientos. Confía cuando alguien es malo, cuando un chico está distante y cuando sientes que estás en un lugar donde no deberías estar.

2. Lo que digan de ti no lo grabes en piedra por favor.

Lo que dicen de ti no te define. No asumas simples opiniones como tu realidad. No integres la visión de otro como tu identidad. Las opiniones son visiones cargadas de historias personales, cuando los demás emiten juicios sobre ti, o no te apoyan, hablan más de ellos, y absolutamente nada de ti.

3. Amigos que te abandonan no son tus verdaderos amigos

No les pongas excusas. No valen la pena y las noches pasadas preguntándose si están pasando el rato sin ti. Pasa ese tiempo buscando amigos de verdad, te prometo que están ahí fuera.

4. No te muerdas la lengua, habla lo que te provoque.

Si estás viendo que alguien es injusto con otro, hablalo. Si no te sientes cómoda en una situación hablalo. Mantenerte callada solo prolongará el sufrimiento. Y aún más, habla tus problemas, porque así no te sentirás solo en el mundo. 

5. No te avergüences si no te gusta algo que otros fingen amar. 

Haz lo que te gusta. No hagas lo que no te gusta. No te avergüences o crees que eres rara porque te gusta más leer que las fiestas o alguna otra estupidez. Hablalo de seguro alguien más comparte tus mismos gustos . No hagas sentir mal a los demás porque las cosas que les gusta.  

6. Tenga en cuenta que las relaciones das y recibes

Desafortunadamente, algunas personas te usarán. Ya sea para fiestas, dinero o entretenimiento. Si alguna vez te sientes incómodo con alguien o algo, DEJALO. Si das más de lo que recibes, si no te reciben con la misma energía que entregas. DEJALOS.

7. No malgastes tu tiempo tratando de ser perfecta 

Realmente a nadie le importa que seas perfecta. Y la que piensas que es perfecta y se lleva todos los premios, en un futuro va a consumir cocaína. Así que deja de ocultarte bajo el halo de la perfección y siéntete orgullosa de tus imperfecciones. Allí es donde reside el poder. Allí sanas. 

8. Sé selectiva con los chicos que besas

No vayas a besar a cualquiera o a entregarle tu corazón a cualquiera. De verdad, la mayoría ni siquiera valdrá la pena. 

9. Sé amable con tus padres

Los vas a extrañar una vez que estés solo.

10. Bebe alcohol y no te preocupes por el que dirán 

Bebe alcohol, comete el choripan, pasa vergüenza, llora por gatitos. No te censures porque te miraran feo. Allá ellos con sus vidas censuradas. 

11. No creas todos los rumores

Hay algunos por ahí que definitivamente no son ciertos.

12. Las notas no lo son todo, pero tampoco son nada

Trabaja duro pero no te mates. Si un materia no se te da, trabajé tan duro como puedas, pero no te odies  al punto de que te quieres morir por una materia. Es un materia, a comparación de tu vida, es un grano de sal.  

13. Concéntrate en las cosas en las que eres bueno

Y ser realmente bueno con ellos. Si aún no lo ha encontrado, sigue buscando. Te prometo que algún día serás increíble en algo.

14. Lee los libros que te dan

Son clásicos. No te das cuenta ahora porque estás obligado a leerlos, pero en 5 años volverás a recoger ese libro y te cambiará la vida. Hazte un favor y deja que cambie tu vida ahora.

15. Habla con los niños raros

Son los niños con los que querrás ser amigo una vez que toda esta mierda haya terminado. Son los adultos en tu trabajo con los que tendrás miedo de hablar algún día. Porque serán geniales e interesantes. 

16. Sé tú

Trata de buscar un ambiente en donde puedas ser tú mismo, sin caretas. Un ambiente en donde nada ni nadie te pueda juzgar. En donde puedas ser libre, dejarte el pelo suelto, deprimirte, enamorarte perdidamente de una persona que ni sabe que existes. Pero permítete ser, sin censura, sin vergüenza o culpa, tanto lo magnífico como lo oscuro. Aún más lo oscuro, para que tomen aire en vez de cuando y en un futuro no se conviertan  gigantes monstruos.

17. Te vas a desviar de la vía, y aunque no lo creas, hay vida por allí.

Los planes se te van a torcer. Él que te gusta le gustará  otra. No conseguirás la medalla. Tendrás que empezar de 0. No vas a tener amigos. Vas a dejar la universidad por la mitad. Y pensarás que eso es todo, hasta allí llegó tu vida. Pero no es así. Es experiencia, te volverá más fuerte, será un poco difícil mirarte un tiempo a la cara, aún más a los otros que quizás te vean como un ejemplo de lo que no quieren en sus vidas. Pero la vida sigue, y encontrarás la forma.

18. Tenerlo todo no es realista.

Tener dinero, ser delgada, tener un novio envidiable, una carrera exitosa, terminar tu carrera en cinco años, tener miles de amigos. Mostrarles a todos tu vida fantástica por instagram. NO es realista. Es como Hogwarts, por más que quieras que sea verdad, NO LO ES.

19. No cumplas expectativas. No tienes nada que demostrar.

Pasarás años sangrando para demostrar algo a alguien y ni siquieras vas a saber a quién y qué exactamente. ¿Demostrar que no eres bruta? ¿Que eres exitosa? no sé. Y luego te darás cuenta que fracasaste. Y te vas a odiar más. Creeme cuando te digo que no valdrá la pena odiarte a ti misma, por personas que ya no les importas. No tienes nada que demostrarle a nadie. Nada. Nada. Ni siquiera  ti.

20. Chama, comete la empanada. 

Algo que he aprendido es que si la vida de da empanadas, cómetelas. Trata de mantener un estilo saludable, algo que funcione para ti. Pero plis te mantengas a punta de cotufa y plátano horneado. Te va a quitar energía que necesitas para seguir siendo fantástica.

21. El camino del amor propio será largo

después de todo lo que vas a vivir, no vas a poder desarrollar un amor propio saludable. El veneno tardará años en diluirse, pero el premio mayor es vivir en paz contigo misma y va a ser posible.

¿y tú? ¿Qué le aconsejarías a tu yo de 13 años a punto de empezar la vida real?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *