Articulos personales / Autoestima / consejos / empoderamiento / Frases / Sufrimiento / Vida

Deja que la cuaretena pase

Llevo dos semanas en aislamiento-por decisión propia, pero más que todo por la insistente decisión de mi jefe, y del mundo. El primer día me sentí aliviada, el segundo día hice extensa lista con todas las cosas que me gustaría hacer: hornear una frezier, terminar el curso de moda, continuar el francés, empezar a leer cartas para ver cuando se termine este sufrimiento, quizás hechizar a alguien por diversión. Volver a escribir  en el blog. Ver que rayos voy hacer con esta vida que se me extiende. Quitarme este pequeño enamoramiento que tengo encima, envolverme en crema hidratante. Leer Cumbres Borrascosas y ordenar mis finanzas. Evadir a toda costa las noticias del COVID-19.

Para el décimo día me di cuenta luego de dos ataques de pánico que la planificación de la vida es un acto muy romántico, pero el hacerlo es un trabajo sucio y agotador. Cuando te vas atrapada en este continuo domingo, con malestar a miércoles, en donde comer y dormir son los quehaceres más excitantes del día, me veo atrapada en mi cama, pasando de red social a otra red social, para volver a la anterior, para terminar viendo unos videos de youtube de como la reina se maquillaba en 1500. (muy interesante de hecho).

No es mi primera cuarentena, soy venezolana, así que cada cuanto tiempo nos preparamos para un pseudo guerra-política. Pero no importa cuantas cuarentenas hayas vivido, ninguna te prepara para la siguiente. Porque lo más difícil de cualquier aislamiento del mundo exterior es la poca distracción que tienes de ti. 

Breakfast at Tiffany’s  (1961) 

Estas dos semanas han sido rudas, creo que igual te pasará a ti. Ya sea porque extraño a los extraños, porque mis padres llevan peleando cada tres días, porque vivo en una casa que no es mía, con mi hermano y su novia, que sólo crea problemas. Porque nosé cómo voy a pagar un carro que no uso, el próximo mes. Pero por sobretodo, porque me tengo que enfrentar a mi, porque no hay otra salida. Porque no puedo evadir, cerrar la puerta, llamar a mi mamá que me venga a buscar, no ir, mudarme de país o mudarme de continente, cambiar mi nombre, porque al final no importa a donde uno vaya, los problemas lo lleva siempre uno consigo. 

Creo que la única forma de llevar este aislamiento, la angustia, la enfermedad y la caída de la economía, es aceptar la idea que estamos mal y estar cómodos con esa idea. Los seres humanos buscamos distractores todo el tiempo, para evadir hablar de ello, para prolongar más tiempo un sueño que no se sustenta. Por eso están las drogas, la comida, las compras, los maratones de netflix, para evadir nuestros pensamientos de esas cosas que nos recuerda nuestra neurosismo. De esto debo aprender a estar cómoda con la idea de estar mal. Eso no quiere decir que estoy de acuerdo con la situación o me voy a conformar. Es aflojar el control y aceptar que las épocas de recesión, de retraso o estancamiento son parte de la vida. Como los huracanes de la naturaleza. 

La vida no se puede enfocar solo en buscar resultados, en la productividad de la vida, medir en trofeos o épocas buenas, porque la vida no se puede vivir para un foto de instagram. Vivir es dejar, soltar y aceptar todo lo que suceda en él. No autoflajelarnos tanto por todo lo que no paso bien. Es tener la conciencia del poco control que tenemos y que somos seres humanos tratando de ser lo mejor posible con lo que nos dejan. 


Lo que recomiendo hacer en esta cuarentena es:

  1. Trabajar en ti, perdonar y sanar viejas heridas.
  2. Trabajar en sucumbir al control
  3. No sentir culpa o vergüenza por tener 0 productividad en estos días, igual el mundo se esta quemando ¿quien sabe si va a volver a ser el mismo después de esto?
  4. Aunque suene rudo, pero hace poco también tuve que despedir a un ser querido que no creo que tenía que irse todavía, es aceptar la muerte y el dolor como proceso de la vida. Las personas se mueren porque cumplieron su misión en la vida, eso es lo que me dice mi mamá y me trae cierta paz. 
  5. Aceptar lo incómodo. Las dificultades son parte de la vida y cuando más lo entiendas, más dejarás de sufrir.
  6. No tienes que hacer que el tiempo valga la pena. Recuerda que el tiempo es relativo y es una construcción humana para darle orden al caos. Ya estar vivo es valer la pena. 
  7. Nada, aprecia a tu mamá, a tu abuelita, a tus vecinos, a tu hermano fastidioso, a tu papá y sus errores, a tus amigas locas, porque solo poseemos limitado tiempo en esta vida, no lo desperdicies.
  8. Comete toda la nevera y estírate.
  9. Escribe una lista de cosas que hacer antes que cancelen el planeta tierra de nuevo. 
  10. El caos es el único constante en el universo 

Deja que todo te pase: la belleza y el terror. Solo continua. Ningún sentimiento es final.

Reiner Maria Rilke

Decepciona a las personas. Toma tales decisiones que las personas se pregunten si perdiste la cabeza. Vuela los límites. Aprende a estar solo, pero aprende a estar verdaderamiente con alguien. Vive una buena vida. Sé bondadoso cuando puedas y entiende a otros cuando no puedas. Sé irremplazable, incorregible, invencible. Has todo con gracia, y juego y sonrisa. Nunca dudes que mejores cosas vienen. Eres eléctricidad, sin cesar. Vas a estar bien.

Trata de encontrar el lugar perfecto para ti. Si no lo puedes encontrar, al menos suéñalo.

Mary Oliver

Incluso las cosas malas hicieron algo bueno, porque eran un desafío y no siempre sabías qué efectos positivos podrían tener.

Margaret Atwood

Cuida de tí misma, y sé feliz, pero no olvides cúan grande el mundo es.

Martha Gelhorn

Y me dije a mí misma todo los días: Voy a soportar lo que tenga que soporta

Elena Ferrante

Algo interesante…

En el libro El hombre en búsqueda de un sentido escrito por Viktor Frankl dijo que las personas que esperaban lo mejor (que la guerra se acabara para tal fecha) generalmente cuando pasaba el tiempo y lo que tanto esperaban no llegaba, caían enfermos el siguiente día y morían a las pocas semanas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *